El ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, justificó el bombardeo a un campamento de disidencias de las Farc en el Guaviare, en el que había menores de edad, con el argumento de que una vez están en la guerrilla, los niños y niñas que son reclutados a la fuerza pasan a ser “máquinas de guerra”. En realidad, esos menores son doblemente víctimas: primero por culpa de los grupos ilegales que los obligan a tomar las armas y, luego, por culpa del Estado, que debería protegerlos.
12 de marzo de 2021
Por: Angie Pik

Artículos Recientes

El exsenador uribista Ciro Ramírez, en juicio por corrupción, fue mencionado en otro caso desconocido hasta ahora. VORÁGINE accedió a la denuncia y a las pruebas.
El exsenador uribista Ciro Ramírez, en juicio por corrupción, fue mencionado en otro caso desconocido hasta ahora. VORÁGINE accedió a la denuncia y...
que incluye catálogos con fotos de niños y niñas y servicios privados de transporte para mover a extranjeros con las víctimas. Autoridades tomaron medidas tarde.
En Medellín hay redes que ofertan supuestos paquetes turísticos que esconden casos de explotación sexual infantil. Federico Gutiérrez anunció medidas...
Hotel Gotham Medellín Casacol
VORÁGINE revela un negocio entre el dueño del hotel donde un estadounidense entró con dos niñas, y un exmilitar gringo capturado por explotación sexual....
Petro promesas ambientalistas
El presidente ha recibido elogios por sus discursos ambientalistas pero, en la práctica, la mayoría de sus promesas sobre medio ambiente están estancadas....