Falso, la Comisión de la Verdad no defiende el derecho a la rebelión

El exmilitar Carlos Guillermo Ospina, exintegrante de la entidad, que renunció alegando diferencias con el resto de comisionados, hizo una afirmación falsa en Twitter. Encontramos apartes del Informe Final que dicen lo contrario a lo que Ospina le endilga a la Comisión.

15 de septiembre de 2022

Por: Nicolás Sánchez Arévalo*

El excomisionado de la verdad Carlos Guillermo Ospina, mayor retirado del Ejército, trabajó en esa entidad hasta dos meses antes de la entrega del Informe Final, que se realizó el pasado 28 de junio. En una publicación del pasado 13 de septiembre, en su cuenta de Twitter, Ospina aseguró: “La CEV en su Informe Final al afirmar la violencia Estatal contra el pueblo colombiano, señala que el Conflicto Armado Interno (no tuvo nada de Interno) le asistió al Pueblo Colombiano ejercer el Derecho a la Rebelión y justifica la violencia guerrillera” (sic).

Ospina fue Comisionado de la Verdad hasta el pasado 2 de mayo, momento en el que decidió renunciar, por sentir que su trabajo no había sido respetado dentro de la entidad.

Chequeamos la afirmación hecha el 13 de septiembre y encontramos que es falsa. En la página 131 del tomo del Informe Final de la Comisión de la Verdad (CEV) llamado Hallazgos y Recomendaciones queda clara la posición de la CEV sobre la rebelión: “Este «derecho a la rebelión», reservado en la comunidad internacional para quienes se levantan contra regímenes opresores, no aplica para el caso colombiano”. La entidad pone las comillas en la expresión derecho a la rebelión.

La rebelión aparece mencionada en el preámbulo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea General de la ONU el 10 de diciembre de 1948, en Francia. En el tercer párrafo de ese documento quedó consignado que “a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión (…) se proclama la presente Declaración Universal de los Derechos Humanos como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y libertades".

También puedes leer: Es falso que la Comisión de la Verdad muestre a los guerrilleros como héroes

Después de rechazar la aplicación en Colombia del “derecho a la rebelión”, la CEV siguió con su análisis sobre el tema en el mismo informe de Hallazgos y recomendaciones:

“Sería un largo debate decir si se aplicó en algún momento por las exclusiones que representó el Frente Nacional, por la «dictadura disfrazada» que hubo durante el Estatuto de Seguridad, o durante la guerra sucia de exterminio social y político alentada por sectores del Estado y las élites. Todo ello puede considerarse suficientemente opresivo. Sin embargo, la historia reciente prueba que la guerra no hizo más que profundizar los rasgos más autoritarios y criminales del régimen político. La violencia solo engendró más violencia. La violencia sigue engendrando violencia”.

En ningún momento de esa disertación la CEV señala que “le asistió al Pueblo Colombiano ejercer el Derecho a la Rebelión”, como le endilgó Ospina a la entidad.

De hecho, la CEV condena el alzamiento armado por parte de algunos sectores de la sociedad: “En cambio, el abandono del uso ilegítimo de las armas por parte de los dos actores fundamentales de la guerra –Estado y guerrillas; o dicho en clave política, del campo de la contrainsurgencia que representa el statu quo y la insurgencia que representa el cambio revolucionario– ha permitido los avances democráticos”.

También puedes leer: La Comisión de la Verdad sí escuchó a la Fuerza Pública y a víctimas de las Farc

Llamamos a Ospina para saber en qué fragmento del Informe Final encontró él la supuesta afirmación de la CEV sobre el derecho a la rebelión. Primero nos dijo: “En el informe cuando dice que en Colombia hay una violencia estructural, entonces... Es que los apartes cuando uno lee ese tipo de informe hay que hacer la transversalidad porque no lo dicen literalmente, sino lo dicen por aparte".

Luego, trató de explicarlo con el término “democratizar”, que ha utilizado el presidente Gustavo Petro en diferentes discursos. Y enfatizó: “Son discusiones académicas y semánticas que yo realmente no te puedo decir en qué página del libro, pero si uno lee el contexto de la violencia en Colombia ahí está dicho".

Ospina también citó supuestas intervenciones públicas del presidente de la entidad, Francisco de Roux, que no venían al caso porque en su trinó señaló puntualmente al “Informe final”. En la llamada, el mayor retirado aseguró que “en el libro que hizo Alejandro Valencia, ahí creo que está lo que yo dije".

Revisamos el informe que coordinó Valencia, uno de los comisionados de la CEV, y que lleva por título Hasta la guerra tiene límites. En el documento, de 982 páginas, no se encuentra la expresión “derecho a la rebelión”. El exmilitar Ospina también dijo que a lo que él aludía podía estar en el tomo del informe llamado No Matarás. Sin embargo, en las 557 páginas de ese documento tampoco hay alusiones al término.

Cuando se dio la salida de Ospina de la CEV, la entidad publicó un comunicado en el que lo señalaban de incurrir en “faltas a la verdad”. El señalamiento del excomisionado al Informe Final según el cual en este se afirma que “le asistió al Pueblo Colombiano ejercer el Derecho a la Rebelión y justifica la violencia guerrillera” es falso, en el documento se encuentran citas que dicen lo contrario y el mayor retirado no citó ningún apartado que respaldara su conclusión. 

* Esta pieza es parte de Memorias del Conflicto, un proyecto de ColombiaCheck en alianza con Vorágine y otros medios para combatir la desinformación alrededor del Informe Final de la Comisión de la Verdad.

¿Quieres
apoyarnos?

CLIC AQUÍ

Acerca del autor

Vorágine
Somos un medio digital independiente que nació el 1 de junio de 2020 para investigar y contar historias relacionadas con la vulneración de los derechos humanos y la corrupción en cualquier nivel, público o privado. Creemos que el periodismo es contrapoder o no puede llamarse periodismo, y le apostamos a las narraciones de largo aliento, las ilustraciones y el cómic periodístico. Si tienes una historia que compartirnos, escríbenos a [email protected]
Leer más

Queremos escucharte

¡Escríbenos!

CONTACTO

Suscríbete

Recibe periódicamente en tu correo electrónico las últimas historias de Vorágine – Periodismo Contracorriente.

Comentarios

0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comments
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios

Artículos recientes

VER MÁS