Fichas de Mario Castaño pedían dinero a cambio de contratos en el SENA

Mario Castaño movió sus fichas para la contratación del director del SENA regional Caldas, Jaime Trejos, quien favorecía a ‘las marionetas’ con contratos. Un congresista del Centro Democrático también recibió beneficios de Trejos.

4 de agosto del 2022

Por: Equipo Vorágine
#BajoReserva

La Fiscalía General documentó al menos 50 contratos y trámites en los que tuvo influencia la red de corrupción que lideraba Mario Castaño. Tanto en entidades del orden nacional como local, las llamadas ‘marionetas’ intervenían en los trámites de contratación para quedarse con porcentajes y aumentar el caudal político del senador liberal. 

Las entidades más mencionadas, según las interceptaciones que realizó la Fiscalía a las líneas telefónicas del grupo delincuencial, son la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, el Ministerio del Deporte, el Departamento para la Prosperidad Social, el Ministerio del Interior, el Instituto Nacional de Vías, la Sociedad de Activos Especiales y el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA). 

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, al imponer medida de aseguramiento contra Mario Castaño, presentó una serie de pruebas que demuestran cómo el congresista tomó parte, presuntamente, en el cobro de dineros a terceros para beneficiarlos con nombramientos y contratos de prestación de servicios en entidades públicas. Específicamente el SENA, en su regional de Caldas, es una de las instituciones donde ‘las marionetas’ conseguían contratos que entregaban a cambio de dinero.

La relación de Mario Castaño con el SENA en su departamentos estaba mediada por Alejandro Noreña, una de las personas que hoy se encuentran privadas de la libertad por pertenecer a la estructura criminal. Noreña le dijo a la Corte Suprema que tuvo una amplia trayectoria laboral en el SENA regional Caldas, desde 2009 hasta 2019. Primero fue instructor, después líder de proceso y, finalmente, participó en las convocatorias de aprendices del Centro de Formación Cafetera.

Alejandro Noreña Castro ha tenido 21 contratos con el Estado entre 2010 y 2022, según registros del Sistema Electrónico para la Contratación Pública (SECOP). Más de la mitad de los contratos han sido con el SENA, pero también con el departamento de Caldas, la Promotora de Vivienda del Quindío, el Senado de la República y el Ministerio del Interior. Entre todos suman 571 millones de pesos.

Noreña también fue subgerente de la sucursal Manizales de La Previsora, entidad adscrita al Ministerio de Hacienda. El sindicato de esa organización, Sintraprevi, publicó un comunicado en febrero de 2021 en el que el comité ejecutivo rechazó el nombramiento de Noreña y aseguró que se trató de un caso de “politiquería barata” y “su única fortaleza para ejercer el cargo son sus relaciones políticas”, pues, “se conoce que es ficha política del senador liberal Mario Castaño”.

De acuerdo con lo que le dijo Noreña a la Corte Suprema, en 2019 se abrió una vacante para director en el SENA regional Caldas, en la modalidad de encargo. Para cubrirla, Noreña le entregó a Mario Castaño la hoja de vida de Jaime Trejos Londoño, “en consideración a su experiencia como instructor y coordinador de la entidad”. El nombramiento se dio dos semanas después. Trejos ocupó el cargo de director de esa regional del SENA entre el 20 de mayo de 2019 y el 31 de mayo de 2021.

En su defensa ante la Corte Suprema, Castaño rechazó tajantemente haber tenido algo que ver en ese nombramiento o haber acudido a él para recomendar la contratación de otras personas. 

Puedes leer: La defensa de Mario Castaño en la Corte Suprema

En su declaración, Alejandro Noreña afirmó que por la misma época tuvo una reunión con el representante a la Cámara Luis Fernando Gómez, quien le manifestó que ayudaría en el nombramiento de Trejos desde que “haya equilibrio en lo referente a los contratos de prestación de servicios, es decir, que él también tuviera participación en la postulación de hojas de vida para la selección de contratistas”.

Luis Fernando Gómez Betancur, conocido como Chano, fue elegido representante a la Cámara por el departamento de Caldas para el periodo 2018-2022 con 22.382 votos, y pertenece al partido Centro Democrático. También fue concejal en Marquetalia, Caldas, entre  2000 y  2004, y diputado en la Asamblea de ese departamento entre 2008 y 2011 y después entre 2012 y 2015. En 2022 volvió a ser candidato a la Cámara pero no alcanzó curul.

La llegada de Jaime Trejos a la dirección del SENA tenía un objetivo claro para ‘las marionetas’: conseguir dinero a cuenta de la adjudicación de contratos en esa entidad. Alejandro Noreña explicó que durante  2019 fueron pocos los contratos que les dio el nuevo director, porque ya estaba ejecutado el presupuesto cuando se posesionó. En 2020, durante el primer semestre, Trejos les entregó varios perfiles para postular hojas de vida, pero en 2021 “fue más complicado que el director nos recibiera hojas de vida para postular a los cargos ya que Jaime Trejos, hasta donde entiendo, se acercó al representante Luis Fernando Gómez, Chano, y lo favoreció a él en la postulación de hojas de vida”.

En una conversación que tuvieron Alejandro Noreña y Juan Carlos Martínez, la mano derecha de Castaño que hoy se encuentra prófugo de la justicia, se evidencia lo que narra Noreña a la Corte.

Durante el tiempo que Jaime Trejos sí favoreció a ‘las marionetas’ con contratos, la dinámica funcionaba así: cuando Noreña se enteraba de cargos que el director no iba a renovar, postulaba hojas de vida que eran previamente autorizadas por Mario Castaño y entregadas por él mismo o por Juan Carlos Martínez.

En esa división de roles y tareas, Martínez era quien se comunicaba con las personas postuladas que debían realizar “algún aporte económico o político para el ejercicio del Partido Liberal en Caldas”. Juan Carlos Martínez milita entre los liberales desde febrero de 2016 y fue nombrado directorista de ese partido en el departamento de Caldas el 8 de septiembre del 2017, fecha en la que también fue nombrado Mario Castaño como presidente de la mesa directiva liberal en Caldas.

Mientras Juan Carlos Martínez exigía dinero para el Partido Liberal a cambio de la contratación en el SENA, Alejandro Noreña asumió la tarea de alterar las hojas de vida y los certificados de experiencia cuando los seleccionados para acceder a las vinculaciones no cumplían con los requisitos para la contratación.

Otras historias #BajoReserva: Los 16 alcaldes vinculados con ‘las marionetas’ de Mario Castaño

La Corte Suprema cuenta con material probatorio que demostraría, por lo menos, cuatro casos en los que ‘las marionetas’ solicitaron dinero a terceros a cambio de ser contratados en el SENA regional Caldas. En uno de esos casos, Juan Carlos Martínez le ofreció a Carlos Andrés Serna Idárraga un contrato para su esposa desempleada, Jenny Viviana Grajales Alzate, administradora de empresas agropecuarias. 

De acuerdo con la declaración de Serna Idárraga a la Corte Suprema, en enero de 2021 recibió una llamada de Martínez en la que le dijo que le ayudaría a conseguir empleo para su esposa, pero “tenía que dar cuatro millones en el SENA”. El dinero fue entregado y la señora Grajales fue contratada en febrero del mismo año.

Otro de los casos es el de David Eduardo Albarracín Tamayo. Su contratación fue posible porque su tía, Luz Zoraida Albarracín Guzmán, conocía a Juan Carlos Martínez después de haber trabajado con él en Assbasalud, entidad de la que Martínez fue gerente entre 2018 y 2020. A David Eduardo le cobraron tres millones de pesos que correspondían al valor del primer pago del contrato; él mismo los llevó al consultorio odontológico de Juan Carlos Martínez en el centro de Manizales. Fue contratado en febrero de 2021 para un cargo administrativo por valor de $35.564.115 en un plazo de ejecución de diez meses y dieciséis días.

La Corte Suprema concluyó que el senador Mario Castaño era quien estaba detrás de los nombramientos y la adjudicación de contratos en el SENA regional Caldas. Era él quien daba la directriz de ayudar a determinadas personas con oportunidades laborales e intercedía para efectuar las contrataciones. Aunque algunas personas que recibieron solicitud de dinero por parte de Juan Carlos Martínez señalaron que no conocen personalmente al congresista, la Corte indicó que esto no implica que Castaño no hubiera intervenido o hubiera desconocido la comisión de los delitos, sino que es confirmación de la división de roles con que actuaba la red de corrupción.

¿Quieres
apoyarnos?

CLIC AQUÍ

Acerca del autor

Vorágine
Somos un medio digital independiente que nació el 1 de junio de 2020 para investigar y contar historias relacionadas con la vulneración de los derechos humanos y la corrupción en cualquier nivel, público o privado. Creemos que el periodismo es contrapoder o no puede llamarse periodismo, y le apostamos a las narraciones de largo aliento, las ilustraciones y el cómic periodístico. Si tienes una historia que compartirnos, escríbenos a [email protected]
Leer más

Queremos escucharte

¡Escríbenos!

CONTACTO

Suscríbete

Recibe periódicamente en tu correo electrónico las últimas historias de Vorágine – Periodismo Contracorriente.

Comentarios

0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comments
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios

Artículos recientes

VER MÁS