Luego de denunciar que su libro ‘La Costa Nostra’ había sido censurado por la editorial Planeta, la periodista Laura Ardila fue objeto de señalamientos, estigmatizaciones y desinformaciones en Twitter por parte de cuentas relacionadas entre sí o vinculadas con grupos cercanos al clan Char y a los empresarios Daes, de Barranquilla. Aquí contamos quiénes son y cómo actuaron.
10 de agosto de 2023
Por: Colombiacheck, Redcheq y La Liga Contra el Silencio

En Barranquilla, como en la película Encanto, no se habla de los Char, no, no, no. Tampoco se denuncian los tentáculos de esta poderosa familia. La periodista Laura Ardila desobedeció ese pacto: lo hizo durante años cuando trabajó en La Silla Caribe y lo hace en su libro ‘La Costa Nostra’, donde realiza una radiografía detallada de la historia de este clan político y empresarial del Caribe colombiano. 

Ardila denunció que cuando su libro “ya estaba editado, con portada y listo para imprimir”, la editorial Planeta decidió no publicarlo, en un acto de censura previa. Twitter (ahora llamado X) fue, entonces, el lugar para expresar solidaridad y rechazo a la decisión (consiguiendo incluso que Ardila fuera tendencias en la red social durante tres días), pero también para divulgar ataques sistemáticos, especialmente concentrados entre el 9 y el 14 de julio, justo después de la denuncia. 

A pesar de los ataques, días más tarde se confirmó que ‘La Costa Nostra’ sería publicado por la editorial independiente Rey Naranjo y con el apoyo de organizaciones como la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), El Veinte y La Liga Contra el Silencio. El libro ya está en preventa.

Ardila, sin embargo, es consciente de que los ataques podrían volver cuando el libro llegue a librerías. “Yo sé que el libro va a ser objeto de un gran escrutinio. Me parecerá positivo que se abran discusiones alrededor del libro, que vengan críticas al libro. Ojalá sea todo en el marco del juego limpio, que no haya manipulación. Ahí seguro estoy pecando por optimista, pero hace parte de lo que tengo que asumir”, concluye.

Hicimos un análisis de las cuentas y sus mensajes, y encontramos que los protagonistas eran personas relacionadas con las familias Char y Daes, contratistas de entidades públicas de Barranquilla, integrantes del movimiento llamado Libertario, influenciadores y tuiteros uribistas y otros que suelen defender a los Char y alabar el “milagro de Barranquilla”, atribuido a ellos. Y como si se tratara de una acción en bloque difundieron señalamientos, estigmatizaciones y desinformaciones contra la periodista, incluso usando las mismas palabras o los mismos mensajes. 

“Laura Ardida”, “Sacar un libro contra Alex 3 meses antes de elecciones? Claro, claro, es casualidad”, “¿Es la periodista quien está escribiendo este libro o son los mercenarios del partido verde quienes lo están haciendo?” (sic), son algunos de los mensajes que identificamos. Revisamos 242 tuits, citas de tuits y respuestas, que mencionaban a Laura Ardila, publicados entre el 9 y el 14 de julio. Lo hicimos de manera manual debido a la restricción de la API de Twitter, por la que dejaron de funcionar la mayoría de herramientas de análisis de tuits de fuente abierta utilizadas en este tipo de investigaciones. Usamos la búsqueda avanzada de Twitter y construimos una base de datos (aquí pueden acceder al documento). Luego, ampliamos esta búsqueda con las palabras clave utilizadas en los tuits que la atacaban. De esta forma, los tuits fueron incluidos y los analizamos uno por uno. 

El análisis permitió identificar las narrativas comunes para atacar a la periodista: señalamientos, estigmatizaciones y desinformaciones. Esto fue lo que encontramos:

  1. Dicen que publica su libro con el interés político de atacar a Alex Char, exalcalde de Barranquilla, que se volvió a postular al cargo para las elecciones de octubre.
  2. Señalan que la periodista tiene nexos con Diógenes Rosero, candidato del  Partido Verde a la Alcaldía, y con Nicolás Petro, el recién capturado hijo de Gustavo Petro y diputado por el departamento del Atlántico. 
  3. Afirman que es una desinformadora y la comparan con políticos y estrategas que han hablado de posicionamiento de mensajes contra sus rivales, como el caso de la actual congresista Isabel Zuleta (contra Sergio Fajardo) y el ex asesor del Pacto Histórico y actual cónsul en Chile, Sebastián Guanumen (quien habló de “correr la línea ética”). También la comparan con personajes como Daniel Mendoza, autor de la serie de YouTube, Matarife, centrada principalmente en criticar a Álvaro Uribe.
  4. Opinan que el libro de Ardila es un chisme y está escrito con falta de rigor.

Sobre las publicaciones que han circulado atacándola, Ardila dice: “Los mensajes siempre han sido absurdos, no he visto que nadie serio los retome, pero el hostigamiento es real; el malestar es real y el golpe emocional es real”. Aunque desde la razón sabe que los mensajes “caen por su propio peso” admite tener un sentimiento de culpa porque piensa: “No debería sentirme mal con estos mensajes que son muy absurdos”.

En esta nube de palabras pueden verse las que más se repiten contra Ardila.

Consultada sobre el tema por Colombiacheck, la académica mexicana Rossana Reguillo, directora de Signa Lab de la Universidad de Guadalajara, dice que “en este tipo de ataques se pueden identificar tres anzuelos: el primero es el descrédito a las competencias de la persona a la que atacan; el segundo es la descalificación hacia esa persona que busca minar su credibilidad y el tercero es un anzuelo en el que se usan desinformaciones contra ella”.  

En el caso de Ardila se identifican esos tres anzuelos: descalificar su trabajo, tildándolo de “chisme”; relacionar al libro con una campaña de desinformación y desprestigio contra Char por intereses políticos y, finalmente, usar imágenes sacadas de contexto, como lo verificó Redcheq  en la nota Estas fotos de Laura Ardila con políticos del Atlántico fueron editadas y sacadas de contexto para atacarla”.

En la experiencia de Reguillo en estos ataques coordinados se cruzan cuentas que tienen un amplio número de seguidores con “cuentas títere” que lo reproducen. “Una persona lanza las narrativas y otras las replican. En ese caso, buscan sobre todo movilizar emociones”, dice.

Y cuando se trata de emociones en Barranquilla y el Atlántico, el clan Char es central. El departamento es su feudo desde 1984 cuando el patriarca Fuad Char fue gobernador. Además han tenido el poder político en Barranquilla ininterrumpidamente desde 2008, cuando Alex Char, hijo de Fuad y la cara más popular del clan, ganó su primera Alcaldía. Han sido aliados del exvicepresidente Germán Vargas Lleras y han tenido una bancada propia en el Congreso. Alex Char también fue precandidato presidencial en 2018.

Al poder político se suma el económico. Los Char son dueños de los supermercados Olímpica, la Cadena Radial Olímpica Estéreo, el equipo de fútbol Junior y varias empresas constructoras. Ese crecimiento de la influencia de los Char también se relaciona con los hermanos Daes Abuchaibe, empresarios y megacontratistas. El medio digital Contraropedia ha rastreado esos vínculos: “Los hermanos Christian y José Manuel ‘Yuyo’ Daes Abuchaibe son uno de los rostros detrás del llamado ‘milagro barranquillero’ que convirtió a la capital del Atlántico, con millonarias obras civiles ejecutadas por un grupo de contratistas, en la imagen del desarrollo urbanístico del Caribe. Son dueños de Tecnoglass, uno de los grandes fabricantes de vidrio en Estados Unidos y América Latina, y de A Construir, una firma que se dedica a la construcción de obras públicas” y que ha recibido millonarios contratos de las alcaldías de la Costa Atlántica, como lo han contando medios como La Silla Vacía y Contratopedia

Tanto a los Char como a José y Christian Daes los persigue la sombra del narcotráfico, como lo contó La Liga (ver “Un expediente vinculó a los Char con el narcotráfico” y “Los Name, Daes y Gnecco también fueron vinculados al Cartel de la Costa”). 

El libro, según ha explicado Ardila, habla de estos y otros personajes y su poder en el Caribe colombiano.

Una red de tuiteros al ataque

El mapa de los ataques a Laura Ardila es una telaraña de relaciones tuiteras, que en el pasado han coincidido también en resaltar los logros de la Alcaldía de Barranquilla, celebrar la candidatura de Alejandro Char o la de Federico Gutiérrez (candidato a la Alcaldía de Medellín y aliado de los Char en estas elecciones regionales) o atacar al presidente Gustavo Petro. 

Y aunque no hay evidencias de una relación directa con esta historia, a Gutiérrez y al clan Char (incluyendo al actual alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo) los une otro nombre:  Luis David Duque, reconocido como el mejor estratega político por los Napolitan Victory Awards en 2022, y mencionado en la investigación “El perfilador digital por encargo en Colombia”, realizada por la alianza CLIP, Cuestión Pública, Colombiacheck, Laboratorio Ciudadano y Contracorriente. Duque fue asesor de Pumarejo y actualmente es asesor de la campaña de Gutiérrez a la Alcaldía de Medellín.

Con el análisis que hicimos de la red de tuiteros y sus mensajes de ataque a Ardila, encontramos dos elementos en común entre ellos: son de derecha y publican tuits contra el presidente Petro. Hay otro dato que ubica a los Char en el centro de esta red de tuits, retuits y respuestas: de las 144 cuentas que atacaron a Laura Ardila,  30  celebraron el lanzamiento de la campaña de Alex Char, que aspira a su tercera alcaldía en Barranquilla y es el amplio favorito. Algunos de los tuiteros identificados citaron el tuit publicado por Alex Char el 26 de julio cuando anunció su candidatura, otros lo retuitearon y otros dejaron mensajes en ese trino. En otros casos publicaron ese día o días después imágenes del lanzamiento como candidato.

Además, encontramos otro dato importante: uno de los tuits contra Laura fue publicado por Daysuris Vásquez,  con el mensaje: “Esas jugaditas yo misma las VI… No cambian el libreto!.

Vásquez es la exesposa de Nicolás Petro Burgos, hijo del presidente. La pareja fue detenida por presuntamente recibir dinero para la campaña a la presidencia. Actualmente, tanto Petro Burgos como Vásquez anunciaron que colaborarán con la justicia.

Luego de analizar las 144 cuentas, teniendo en cuenta sus comportamientos en Twitter y en otros casos sus relaciones personales, los clasificamos en estos cinco grupos: 

En este gráfico interactivo se puede ver la cronología de los tuits contra la periodista entre el 9 y el 14 de julio de 2023. Cada color corresponde a los grupos identificados y se muestra la concentración de los ataques en horas específicas y el uso de frases similares.
En este gráfico interactivo se puede ver la cronología de los tuits contra la periodista entre el 9 y el 14 de julio de 2023. Cada color corresponde a los grupos identificados y se muestra la concentración de los ataques en horas específicas y el uso de frases similares.

Los jóvenes libertarios*

Uno de los grupos identificados en los ataques a Ardila reúne a cuatro jóvenes de Colibre, un centro de pensamiento afín al movimiento libertario, un grupo de derecha de creciente influencia en América Latina con figuras como el candidato presidencial argentino Javier Milei y el escritor Agustín Laje
La importancia de este grupo en el mapa de las narrativas contra Ardila nace a partir de un hilo de Twitter, publicado por Carlos Manjarrés Daza en la tarde del 9 de julio (día en el que Laura denunció en El Espectador la censura de Planeta), donde se dieron las puntadas iniciales a los mensajes de descrédito.

Manjarrés Daza, quien publicó ocho tuits contra la periodista, tiene 24 años y es coordinador local de SFL (Students for Liberty) en el Caribe. En el colectivo Colibre es director de divulgación. Además, es columnista de opinión de RCN, El Bastión, AlPoniente y del portal digital Libreta de Apuntes

En este mismo colectivo está Jesús Ruiz (@Ruiz_Jesus), quien también hace parte de la organización Students For Liberty, El Bastión y AlPoniente. También compartió el citado hilo con el mensaje: “Go”. 

Otro integrante del colectivo se llama Deimer Espinoza (@deimerespinoza_), quien minutos después de publicado el hilo de Manjarrés lo citó con el mensaje: “No les da ni vergüenza”. Espinoza estuvo vinculado a la empresa propiedad de la familia Daes Tecnoglass (como se puede comprobar en estos enlaces (1 y 2.). El cuarto integrante es Joel Alberto Yepes Gual (@JoelYepes1), precandidato a edil por la localidad suroccidente de Barranquilla con el aval del Partido Liberal. 

Ese mismo 9 de julio, el usuario identificado como Alejandro Bermeo (@Alejoberme0), compartió el hilo de Manjarrés Daza con el mensaje: “Esta es la persona que planea iniciar campaña negra al estilo Guanumen @Laura_Ardila_A, para que el Petrismo se apodere de Barranquilla”. Con esta frase, Bermeo introdujo otra de las narrativas estigmatizantes contra Laura: compararla con Sebastián Guanumen, asesor de la campaña de Petro que fue noticia luego de que se filtró un video en el que proponía “correr la línea ética” como parte de la estrategia de comunicación.  

Bermeo trasladó estas narrativas estigmatizantes difundidas en Twitter a otras redes sociales, como su canal de Youtube y su página de Facebook.

El tuit de Manjarrés fue compartido y comentado por varias de las cuentas identificadas en los ataques contra Laura.  Una de esas personas es Estefanel Gutiérrez (@EstefanelGP), candidato de los Char al Concejo y extrabajador de la Personería Distrital, quien le dijo: “Carlos, esas jugaditas en Barranquilla no prosperan. Se hacen llamar los padres de la ética y la moral y no respetan el estado de derecho. Hoy no hay una sola sentencia judicial que pruebe sus falaces argumentos con intención política”.

Juventudes del partido Cambio Radical entre ellos Estefanel Gutiérrez, junto a Vargas Lleras. En la imagen (con el micrófono) también aparece Francisco Polo, otra de las personas que tuitea contra Laura.
Estefanel Gutiérrez, Alex Char y Gonzalo Baute, candidatos por Cambio Radical al Concejo y Asamblea Departamental, respectivamente.

En este gráfico se puede observar cómo muchos de los ataques contra Ardila se desprenden del hilo de Manjarrés Daza.

Afines a los Char-Daes

En este segundo grupo, que se cruza con el resto de círculos, están los tuiteros afines a estos dos clanes. Identificamos personas que han sido defensoras en redes sociales del clan Char, fuertemente vinculado con el actual alcalde Jaime Pumarejo y la gobernadora Elsa Noguera. 

Una de las cuentas que publicó, el 9 de julio, los primeros tuits contra Laura Ardila, fue la del Centro Histórico de Barranquilla (@CHBquilla), una cuenta no oficial y de la que se desconoce quién la maneja. Publicó 9 tuits, que luego fueron borrados, pero que recuperamos porque quedaron grabados en la biblioteca digital Archive.org. Al revisar las respuestas de esta cuenta, encontramos que luego siguió atacando a Ardila con mensajes y fotos sacadas de contexto más recientes (1).

Esa cuenta anónima inició su actividad en Twitter en 2020 con unas publicaciones acerca del centro histórico y de temas positivos de la ciudad. A partir del 29 de junio de 2023 publicó, retuiteó y comentó publicaciones a favor de la Alcaldía de Barranquilla y de los Char. También retuiteó mensajes de los ya mencionados Deimer Espinoza y Estefanel Gutiérrez. 

@Teresa0rti fue una de las cuentas que más atacó a la periodista, a quien llamó “Laura Ardida”, un apodo despectivo que otras cuentas repitieron. Trinó 12 veces sobre el tema, entre el 9 y el 14 de julio, y publicó otros dos tuits después. Fueron fotomontajes, videos, memes y comentarios en los que amplificó las narrativas estigmatizantes contra Ardila publicadas por  Manjarrés  Daza en su hilo, el cual también comentó.

La persona que utilizó la frase “Laura Ardida” por primera vez fue Juliana Palacio (@julipalacioc), quien también respondió al hilo de Manjarrés Daza. Palacio publicó cuatro tuits, incluido este: ¿Cómo le decimos a Laura Ardida, perdón Ardila? ¿La Matarife 2?”.

Juliana Palacio, quien también podría hacer parte del grupo de derecha o uribistas, es una tuitera caleña radicada en Barranquilla. Hay una foto suya en una reunión con Cristian Daes en su oficina, donde aparece junto a Jorge Jiménez ( @GalloMatrix01) y Guillermo Rubio (@_guillermoAMIGO), quienes coordinan el podcast de “humor satírico” @mondaciero, que publicita permanentemente a los Daes.  El mes pasado Christian Daes fue uno de los  invitados. Antes conversaron con el candidato a la Gobernación, Eduardo Verano (compañero de fórmula con Char) y con Juliana Palacio.

En la fotografía, Jorge Jiménez (@GalloMatrix01), el odontólogo Guillermo  Rubio (@_guillermoAMIGO), Juliana Palacio (@julipalacioc), en diálogo con Cristian Daes.  La imagen fue tomada en la oficina de Daes, como se evidencia al compararla con otras publicaciones. (1,2,3).

Contratando con la Alcaldía y defendiendo a los Char 

En este grupo están quienes han tenido o tienen contratos con el Estado. Al cruzar las identidades de los tuiteros de nuestra base de datos con la herramienta “El Topo”, de Consejo de Redacción, encontramos a nueve personas de nuestra lista. 

De ellas, la mayoría ha tenido contratos con la Alcaldía de Barranquilla o con la Gobernación del Atlántico. Además, tienen una relación directa con el clan Char.

Quienes publicaron más trinos contra Ardila son quienes más contratos han tenido con la Alcaldía de Barranquilla. Se trata del periodista Henry Forero Jaramillo, director del programa Cuarto Poder en la Emisora Radio Ya, y del exdirector de la DIAN Barranquilla, Roque Yidi Dacarett.

Henry Forero (@HENRYFOREROJ), quien aparece en la investigación, “Billete y autobombo: cómo se silencia a la prensa crítica en Barranquilla” como beneficiario de pauta, además, es cercano a la familia Daes, a quienes permanentemente resalta en Twitter (1, 2) junto a la empresa Tecnoglass (1).

Forero es tan cercano a Daes que en 2022 fue invitado especial a la celebración (1) de la transferencia de las acciones de Tecnoglass de Nasdaq a la Bolsa de Valores de Nueva York, prueba de ello son las fotos que él mismo compartió (1,2) sobre el evento.

Forero aparece en la fotografía (de izquierda a derecha) en compañía de Armando Vecchio, gerente técnico de Tecnoglass; Rodolfo Espinosa, presidente de Energía Solar ESWindows (también empresa de los Daes),  y Alberto Velilla, miembro activo de la junta directiva de Tecnoglass.

 En otra de las fotografías aparece con Cristian Daes. Fuente: Tuit público de Forero  

Roque Yidi Dacarett (@junioryidi), aparte de registrar contratos, fue columnista del periódico El Heraldo y actualmente escribe en el medio digital Zona Cero y en El Nuevo Siglo.  En el portal Las Dos Orillas ha publicado artículos de opinión acerca de los “logros de Alex Char“. Es un tuitero que resalta a Alex Char (1)  y a los Daes (2), constantemente.

Finalmente, aunque no tiene un contrato con la Alcaldía, en el listado de los contratistas aparece una de las relacionistas públicas más reconocidas de Barranquilla. Se trata de Susana De León Caro, gerente de una empresa de comunicación estratégica, y quien ha sido cercana a la familia Daes. Fue asesora de comunicación estratégica de la exministra de las TIC, Karen Abudinen Abuchaibe, conocida por el escándalo de corrupción de Centros Poblados y por ser exsecretaria de Educación de Alex Char. Abudinen es prima de los Daes Abuchaibe y trabajadora activa (1)  de la Fundación Tecnoglass.

En la foto, el candidato presidencial Rodolfo Hernández de visita en Barranquilla y Tecnoglass. También figuran Cristian Daes y Susana de León.

De León publicó dos tuits en este caso. En uno de ellos escribió: “Las tácticas que tanto les gustan”, al compartir el tuit en el que Manjarrés Daza posteó el video en el que la senadora Isabel Zuleta habla de la estrategia contra Sergio Fajardo para compararlo con Laura Ardila. 

También se relaciona con tuiteros cercanos a los Daes-Char y a los uribistas. Es cercana a las ya citadas tuiteras uribistas Ana María Abello (@ANIABELLO_R) y Pilar Rodríguez (@dona_pily2), con quien hizo campaña por Federico Gutiérrez en Barranquilla. También es amiga de Vane de Char (@VaneDeChar) , (ese no es su apellido real sino el que puso en su perfil de Twitter), del podcast Nación Sabrosa y quien también aparece en este listado de ataques contra Ardila. De León, además, coordina el grupo #comboMadrugador un grupo de twitteros que en 2022 en divulgó una campaña en Twitter para acompañar al alcalde Jaime Pumarejo luego de que un ciudadano lo interpeló en  el sector popular de La Cangrejera, del corregimiento de La Playa.

En esa fotografía De León aparece junto a Mabel Gasca (@mabelgasca) (aliada y amiga de De León) quien ha sido asesora de comunicaciones tanto para Cambio Radical, como del Centro Democratico. Allí también aparece Jorge Jiménez (@GalloMatrix01) cercano a Juli Palacio (@julipalacioc), Ana Abello (@ANIABELLO_R)  y Cristian Daes.

Arriba la “bodeguita uribista” 

En los ataques a Ardila se cruzan las cuentas cercanas a los Char y los libertarios con tuiteros uribistas, de derecha y antipetristas. En este último grupo identificamos a cuatro de las personas mencionadas en la investigación de La Liga Contra el Silencio ‘En las entrañas de una bodeguita uribista’, publicada en 2020, y en la que reveló que un grupo de WhatsApp, liderado por dos funcionarios del gobierno de Iván Duque e integrado por varios uribistas, diseñó desde ese espacio estrategias en redes sociales para posicionar temas de su interés, que plantean interrogantes éticos y políticos.

En el listado coincidente está Jaime Arizabaleta (@jarizabaletaf), quien aspiraba a ser candidato a la alcaldía de Cali, pero decidió no postularse; a Abuelo Emberrcado (@criticocolombia), a quien hemos verificado varias veces en Colombiacheck por desinformaciones contra Francia Márquez y el Acuerdo de Escazú.
También aparecen dos personas que han hecho campaña activa a favor de Char en Twitter: la abogada barranquillera Ana María Abello (@ANIABELLO_R, 1,2), que se presenta como “anticomunista”, y Pilar Rodríguez (@dona_pily2,1), un tuitera que se define como “periodista” y “defensora de los Deberes Humanos”.  La cuenta de derecha que más atacó a Laura Ardila fue la de la usuaria Valentina Lafaurie (@ValenLafaurie_). Publicó seis tuits con mensajes que la tildan de “Guanumen” (1) y de “mercenaria digital pagada desde Bogotá para atacar la familia Char”.

Y en este ecosistema llama la atención que las narrativas mencionadas en el hilo de Manjarrés Daza también son replicadas por cuentas fans como: @Fans_MFCabal (1,2), @jphernandezcol (1,2) y @PoloPoloFan (1).

¿Cómo actuarán estas mismas cuentas cuando se lance el  libro ‘La Costa Nostra’ y se conozca el detalle de su contenido? Se verá si la red de tuiteros que hemos analizado sale otra vez a la carga porque en la Barranquilla de los Char no se habla mal de ellos. No, no, no.

* Tras recibir una comunicación del Movimiento Político Libertario de Colombia aclaramos que al mencionar en este artículo al “Movimiento Libertario” y a “los libertarios” nos referimos a la corriente de ideas libertarias (que defiende la libertad individual, la propiedad privada y el libre mercado) que ha ganado visibilidad en varios países, incluyendo Colombia, y no hacemos referencia al movimiento político constituido y registrado ante el Consejo Nacional Electoral como Movimiento Político Libertario de Colombia.

** Actualización. Cuando realizamos la reportería de este caso, Espinoza aparecía en su perfil de Linkedin relacionado con la empresa Tecnoglass. Después, cambió su perfil. En un derecho de petición aseguró que ya no trabajaba en esa empresa. Actualizamos la información: actualmente el señor Deimer David Espinoza Guerrero no labora en Tecnoglass.

Artículos Recientes

102 mil personas censadas en el 2018 por el DANE en Bogotá y municipios aledaños no cuentan con el servicio de agua potable porque pertenecen a urbanizaciones no legalizadas. El Guabal es una de ellas. Una líder de la zona hizo lo que el distrito no logró: llevar agua a sus habitantes.
En El Guabal, al extremo sur de Bogotá, viven en un eterno racionamiento. Una líder de la zona hizo lo que el distrito no logró: llevar agua a sus habitantes....
Libro Conversaciones fuera de la catedral Laila Abu Shihab
Vorágine publica, con autorización de la editorial, el tercer capítulo de "Conversaciones fuera de la catedral: una historia del derecho al aborto en...
El exsenador uribista Ciro Ramírez, en juicio por corrupción, fue mencionado en otro caso desconocido hasta ahora. VORÁGINE accedió a la denuncia y a las pruebas.
El exsenador uribista Ciro Ramírez, en juicio por corrupción, fue mencionado en otro caso desconocido hasta ahora. VORÁGINE accedió a la denuncia y...
que incluye catálogos con fotos de niños y niñas y servicios privados de transporte para mover a extranjeros con las víctimas. Autoridades tomaron medidas tarde.
En Medellín hay redes que ofertan supuestos paquetes turísticos que esconden casos de explotación sexual infantil. Federico Gutiérrez anunció medidas...