De las tres declaraciones chequeadas sobre Rodolfo Hernández, dos fueron calificadas como afirmaciones discutibles y una como mentira.
14 de junio de 2022
Por: Alianza RedCheq

Rodolfo Hernández es reconocido desde que fue alcalde de Bucaramanga por su violencia física y verbal contra opositores, periodistas y subalternos. Las frases misóginas de su autoría no son pocas: desde referirse a las migrantes de Venezuela como “fábricas de niños pobres”, pasando por señalar que “el ideal es que las mujeres se dedicaran a la crianza de los hijos”, hasta comparar sus alianzas políticas con recibir “a la Virgen Santísima y todas las prostitutas que viven en el mismo barrio”.

Entre tanto, su fórmula vicepresidencial, la ingeniera y académica Marelen Castillo, ha sido presentada en contraste con Francia Márquez por ser también una mujer negra pero que representa unos ideales blancos y católicos y no el activismo feminista o antirracista, como lo ha analizado la organización Afrocolectivx.

Estos son los chequeos que Colombiacheck y Redcheq, alianza contra la desinformación de la que hace parte Vorágine, hicieron sobre las afirmaciones y promesas del candidato.

Hernández exageró en que el 70 % de su gabinete de la Alcaldía de Bucaramanga eran mujeres 

Hernández, quien el 29 de mayo de 2022 pasó a la segunda vuelta y se enfrentará al candidato del Pacto Histórico, Gustavo Petro, ha recibido muchas críticas tras una entrevista concedida el 25 de mayo a la emisora Bésame, en la que se refirió al papel de las mujeres en la política.  

Durante la entrevistale preguntaron: “por ahí me contaron que la mujer ha sido importanteen su vida personaly en su vida política; muchas de su gabinete en la Alcaldía de Bucaramanga eran mujeres¿Usted cree en la labor de la mujer, en la dirección, gobernando, dirigiendo cosas de alguna manera?”.

Hernández respondió refiriéndose a su esposa Socorro Oliveros“No, es bueno que ella haga los comentarios y apoye desde la casa. La mujer metida en el Gobierno a la gente no le gusta, porque ven que es invasiva y que ella no fue a la que eligieron, eligieron fue al marido. Entonces, si hay algo que me tenga que decir, ella cree, Socorro, mi esposa, ella me lo va a decir en la casa, pero no estar metida allá con carro, chofer, asesores, gastándole plata a la ciudadanía, no estamos pa’ eso, este próximo gobierno le toca ponerse las pilas a ahorrar”

En esa misma entrevista también le preguntaron: ¿qué hay en este gobierno para las mujeres? Y respondió: “Muchas cosas. Cuando estuve de alcalde yo creo que fue el mejor homenaje real que le hicimos a la mujer, el 70 % de la parte ejecutiva que tenía chequera en el municipio de Bucaramanga, eran mujeres. ¿Por qué? Yo tengo el concepto y no me equivoco, las mujeres tienen más reservas morales, las mujeres son más trabajadoras, más responsables, más prevenidas, más maliciosas, lo cierto es que sin el apoyo de las mujeres, que fueron el 70 % del gabinete, yo no hubiera tenido los resultados que tuve”.

En redes sociales varios usuarios compartieron el video con solo la primera parte de la entrevista y calificaron a Hernández como machista y misógino por querer tener a la mujer en la casa, no en el poder. 

El 31 de mayo de 2022, después de la primera vuelta, Hernández dio entrevistas en medios como Blu Radio y Caracol Radio y afirmó que lo que dijo sobre las mujeres en la otra entrevista fue tergiversado. Además, repitió que en su Alcaldía “el 70 % o un poquito menos eran puras mujeres”.

La representante a la Cámara por el Valle, Catalina Ortiz Lalinde, también aseguró en un trino del 5 de junio de 2022, en el que apoya al candidato Hernández, que “el 70 % de su gabinete fueron mujeres”. 

Verificamos si realmente el 70 % del gabinete de Rodolfo Hernández cuando fue alcalde de Bucaramanga entre 2016 y septiembre de 2019 (cuando renunció porque le abrieron una investigación en la Procuraduría) estaba conformado por mujeres, como ha asegurado en varias oportunidades.

Inicialmente, el dato del 70 % de la participación de las mujeres en la Alcaldía de Hernández se contradice con lo consignado en su actual programa de gobierno 2020-2026, en el que propone: “Atacar la desigualdad de género con una política de empleo en la que por lo menos el 50 % de los cargos de todo orden dentro de la administración pública sea asignado a mujeres con igualdad salarial, tal como se hizo en la administración de Bucaramanga durante el periodo 2016 – 2019. Al menos el 50 % del gabinete será ocupado por mujeres, con prioridad de la población joven, las madres cabezas de hogar y las personas con discapacidad”.

Consultamos a la campaña de Hernández sobre el sustento de su afirmación, pero hasta el momento de publicar esta verificación no habíamos obtenido respuesta.

Para verificar la afirmación del candidato revisamos cuántas mujeres hicieron parte de su gabinete al inicio de su gobierno en 2016 y al finalizar en septiembre de 2019, tras su renuncia luego de que la Procuraduría le impuso una suspensión provisional por tres meses por participación indebida en política. 

De acuerdo con el artículo cuarto de la Ley 581 de 2000 o Ley de Cuotas, “por medio de la cual se reglamenta la adecuada y efectiva participación de la mujer en los niveles decisorios de las diferentes ramas y órganos del poder público”, mínimo el 30 % de los cargos de máximo nivel decisorio y de los cargos de otros niveles decisorios serán desempeñados por mujeres.

Cinco días antes de su posesión como alcalde de Bucaramanga, el 29 de diciembre de 2015, Rodolfo Hernández dio a conocer los nombres de las personas que harían parte de su gabinete para el periodo 2016-2019. De nueve secretarías existentes, en tres iba a nombrar mujeres. En la Secretaría de Infraestructura,Zoraida Ortiz Gómez; en la Secretaría de HaciendaOlga Patricia Chacón Arias, y en la Secretaría JurídicaMelba Fabiola Clavijo de Jácome.  A esto se suma que en ese momento anunciaban la creación de una nueva secretaría de Gobernanza, que iba a ser ocupada por Manuel Francisco Azuero, quien estuvo todo el periodo con Hernández y se convirtió en el segundo al mando en la Alcaldía.

Igualmente, de 11 institutos descentralizados, en tres nombraría a mujeres. En Metrolínea,Ángela María Farah Otero; en el Instituto Juventud, Deporte y Recreación de Bucaramanga (Inderbú), Mabel Mosquera, y enel Instituto de Vivienda de Bucaramanga (Invisbu), Aychel Patricia Morales. Dejó pendientes a quienes iba a nombrar en laEmpresa de Aseo de Bucaramanga (Emab) y el Instituto de Salud de Bucaramanga (Isabu).

En una nota de Vanguardia, publicada el 7 de enero de 2016, sobre las irregularidades que encontró Rodolfo Hernández al llegar a la Alcaldía, se ve en la foto a las tres secretarias mujeres.

Tras la aprobación del Plan de Desarrollo 2016-2019, en junio de 2016, de los 25 cargos de su gabinete y equipo de trabajo, incluyendo secretarios, jefes y directores de oficinas y asesores, 11 estaban ocupados por mujeres. Tal como lo anunció antes de posesionarse, en la secretaría de Infraestructura nombró aZoraida Ortiz Gómez; en la secretaría de Hacienda,aOlga Patricia Chacón Arias y en la secretaría Jurídica,aMelba Fabiola Clavijo de Jácome. Además, como jefa de la Oficina de Control Interno nombró a Janeth Arciniegas Hernández; como directora de la Unidad Técnica de Servicios Públicos a Mabel Gómez Pinto; como jefa de control interno disciplinario a Magola León, y como jefa de prensa y comunicaciones a Ruby Morales. Esta última es quien denunció a través de un audio que fue víctima de acoso laboral por parte de Hernández por no cumplir órdenes que ella consideraba inadecuadas y por negarse a “escribir notas maquilladas con fines políticos”. Morales fue declarada insubsistente en julio de 2016 y denunció en medios de comunicación como Blu Radio RCN Radio los motivos de su retiro del cargo. 

En su equipo de asesores también había mujeres. En la asesoría de Mujeres y Equidad de Género designó a Isabel Ortiz Pérez; en Gestión Efectiva, a María Cristina Arenas Ruiz; en Proyectos Estratégicos, a Carolina Galeano Rodríguez, y en Asuntos Jurídicos a Miryam Riquelme. 

Por otra parte, de los 12 gerentes y directores de los institutos descentralizados del municipio, cinco eran mujeres: la gerente de la Empresa de Aseo Municipal (EMAB), Abigail León Nieves; la gerente del Instituto para la Juventud, el Deporte y la Recreación (Inderbu), Consuelo Rodríguez Gil; la gerente del Instituto Municipal de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana (Invisbu), Aychel Patricia Morales Suescún; la directora de Bomberos, Laura Díaz Acevedo; y la gerente de Metrolínea, Ángela María Farah Otero. 

Teniendo en cuenta esta información, de las 10 secretarías, incluyendo al jefe de gobernanza que en la práctica ejercía funciones de jefe de gabinete, solo tres estaban ocupadas por mujeres, es decir, el 30 %. Igualmente, si revisamos todo el gabinete y el equipo de trabajo de Hernández, sin incluir a los asesores porque no tienen poder decisorio, en total eran 15 funcionarios, de los cuales siete eran mujeres, es decir, el 46,6 %. En este caso no llega al 70 % que aseguró el candidato. 

Si también incluimos a los gerentes y directores de los institutos descentralizados, son 27 funcionarios en total, de los cuales 15 eran mujeres, es decir, el 55,5 %. En este caso tampoco llegó al 70 % que afirmó Hernández. 

También revisamos cómo estaba conformado el gabinete y equipo de trabajo de Hernández al terminar su gobierno en septiembre de 2019, cuando decidió renunciar a la Alcaldía, y encontramos que hubo cambios en algunos cargos.

En ese entonces, seis de los cargos del gabinete (9 secretarías y la jefatura de gobernanza) estaban ocupadas por mujeres: en Educación, Ana Leonor Rueda (nombrada a mediados de 2016); en Hacienda, Mireya Forero Bolaños (nombrada en diciembre de 2018 tras la salida de Olga Chacón, que fue declarada insubsistente); en Salud y Ambiente, Adriana García Herreros Mantilla (nombrada en noviembre de 2017); en Desarrollo Social, Luz Elena Torres Molina, en Infraestructura, Fanny Arias; en la del Interior, Alba Navarro (nombrada en septiembre de 2017). En este caso el 60 % de su gabinete eran mujeres.

Igualmente, como jefas de oficina estaban la de Control Interno de Gestión, Lía Patricia Carrillo; la de prensa y comunicaciones, Jazmín Rodríguez;  la de valorización, Clarena Reyes, y la de Asuntos Internacionales, Natalia Durán. 

En los institutos descentralizados estaban la directora del Instituto Municipal de Empleo y Fomento Empresarial de Bucaramanga (Imebu), Liliana María Carrillo; la directora del Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, Zoraida Ortiz, y la gerente de Metrolínea, Emilcen Jaimes. También la gerente de Invisbu, Aychel Patricia Morales Suescún, y la gerente de Inderbu, Consuelo Rodríguez, quienes se mantuvieron en sus cargos durante todo el gobierno de Hernández.  

Si además de las mujeres en las secretarías, incluimos a las jefes de oficinas y las directoras y gerentes de instituciones descentralizadas, son en total 15 mujeres, es decir, el 53,5 %. 

La trabajadora social Graciliana Moreno, miembro de la Red Nacional de Mujeres nodo Santander, aseguró que en cuanto a la representación de las mujeres en la Alcaldía de Rodolfo Hernández en términos de escaños o cargos en su gabinete cumplió con la norma, pero no fue lo mismo con las garantías y los compromisos institucionales a favor de las mujeres.

“Él (Hernández) permitió la participación de algunas mujeres en su gabinete, valga la pena decir varias de ellas procedentes de su empresa de construcción, pero las garantías no se pueden ver reducidas a la inclusión de las mujeres. Lo que hay que ver es cuál fue la ejecutoria en términos de Plan de Desarrollo. En el marco de la actuación ciudadana que adelantamos las asociaciones de mujeres, él suscribió un compromiso con una agenda pendiente por la equidad y la garantía de derechos de las mujeres, en un debate público, y no lo cumplió (…) No se avanzó en la actualización de la política pública de Mujer y Equidad de Género que se aprobó en 2012”, expresó Moreno.

La agenda pendiente que menciona Moreno fue firmada en septiembre de 2015, por varios de los candidatos a la Alcaldía de Bucaramanga y la Gobernación de Santander 2015-2019, incluido Hernández, y entre los compromisos plasmados en este documento estaban crear la Secretaría Municipal de la Mujer, fortalecer el funcionamiento del Consejo Consultivo de Mujeres Municipal y crear puntos focales de género y/o centros de atención a víctimas de la violencia.

“Lo que hay que reconocer, y con eso se puede estar valorando que él hizo lo suficiente, es que vincula a una lideresa feminista y reconocida en el país como asesora de Mujer y Género, pero no todas las veces era escuchada. En los cuatros años asistía a los consejos de gobierno, pero nada de lo que él había prometido en el acuerdo se llevó a cabo”, afirmó Moreno. 

En conclusión, calificamos como ‘Discutible’ que el 70 % del gabinete en la Alcaldía de Rodolfo Hernández en Bucaramanga estuvo conformado por mujeres porque al analizar cuántas mujeres ocuparon cargos de decisión al iniciar y terminar su administración en general cumplió con la cuota de género del 30 % exigida por la ley y en algunos periodos de su gobierno la superó, pero no llegó al 70 % como dijo en varias entrevistas. 

El mensaje de para la comunidad LGBTIQ+ tiene información discutible

En los primeros días de junio, mes en que se celebra el orgullo LGBTIQ+, el candidato presidencial Rodolfo Hernández publicó un trino en su cuenta de Twitter en el que, además de manifestar su apoyo a esta comunidad, asegura que su alcaldía fue la primera en izar la bandera del arcoiris en la historia de Colombia.

Para verificar esta información, los equipos de RedCheq y Colombiacheck revisaron si, en efecto, durante la administración de Hernández en Bucaramanga se izó la bandera LGBTIQ+, cuál fue el apoyo institucional a este colectivo y si es cierto que la suya fue la primera alcaldía de Colombia en realizar este acto simbólico. También consultamos a la campaña del candidato presidencial acerca de su afirmación, en tanto la alusión a “mi alcaldía” podría referirse a sus años de gobierno o específicamente al edificio de la Alcaldía de Bucaramanga, donde normalmente se izan las banderas de la ciudad, del departamento de Santander y de Colombia. Sin embargo, no obtuvimos respuesta de la campaña.

Según reportes de prensa de la época, como este de la Revista Semana, el 29 de julio de 2016 la Alcaldía de Bucaramanga izó la bandera LGBTIQ+ en compañía de colectivos de esta comunidad. En el acto simbólico no participó el entonces alcalde Rodolfo Hernández, pero su asesor Manolo Azuero, quien fungía como mano derecha del mandatario, pronunció un discurso en que pregonaba el respeto a la diversidad y la tolerancia. 

“Fue izada en la Alcaldía la bandera gay, como símbolo de apoyo a la tolerancia, el respeto, la inclusión, la solidaridad y contra toda forma de discriminación hacia las personas pertenecientes a este colectivo LGBT. Aceptar las diferencias es lo que hace a los seres humanos iguales. Estos son los verdaderos principios democráticos que hacen progresar a cualquier sociedad”, dijo el funcionario en un discurso oficial. 

Si bien es cierto que se izó la bandera en el edificio de la Alcaldía de Bucaramanga y que el asesor Azuero participó en el acto, varios colectivos han manifestado que la gestión y producción del evento y de la bandera que se ondeó no corrió por cuenta de la administración. Una de ellas es Olga Materón, una activista LGBTIQ+ en Santander, quien asegura que fue ella quien realizó las gestiones y consiguió la bandera sin apoyo ni recursos públicos. 

“Desde la Administración vieron en ese momento la oportunidad para contrastar con la diputada Ángela Hernández, que estaba poniendo en la agenda el tema de la ideología de género, y posicionarse con la defensa de la comunidad LGBTIQ+. Era un tema para mostrarse contra los políticos y visibilizarse incluso a nivel nacional. Por eso me llamaron y me dijeron que podíamos colgar la bandera, pero que solo tenía 12 horas para conseguirla y no había recursos para eso”, cuenta Materón, quien explica que incluso varios funcionarios de la alcaldía hicieron una colecta de recursos propios para pagar los costos de producción de la bandera. La activista le contestó al exalcalde de Bucaramanga a través de Twitter.

Artículos Recientes

Aunque el columnista y consultor Yohir Akerman le resta importancia a sus labores en Guidepost, las actas de la empresa dan cuenta de su posición de poder. Editorial.
Aunque el columnista y consultor Yohir Akerman le resta importancia a sus labores en Guidepost, las actas de la empresa dan cuenta de su posición de poder....
El senador Carlos Abraham Jiménez es hoy indagado por la Corte Suprema en una investigación de la red de corrupción de Las Marionetas del exsenador Mario Castaño.
El senador Carlos Abraham Jiménez es hoy indagado por la Corte Suprema en una investigación sobre la red de Las Marionetas del exsenador Mario Castaño....
En el mes del orgullo, el gobierno del Perú expidió un decreto en el que incluye al “transexualismo” entre las enfermedades mentales y el Congreso de Colombia hundió, por segunda vez consecutiva, un proyecto de ley que buscaba prohibir las terapias de conversión sexual para la comunidad LGBTIQ+. Se trata de una nueva manifestación de una tendencia internacional que muestra el deterioro de los derechos LGBTIQ+.
En el mes del orgullo, en Perú se clasificó al “transexualismo” de enfermedad mental y en Colombia se hundió el proyecto que prohibía las terapias...
11.617 Crímenes contra la Población LGBTIQ en Colombia en la Última Década'. Una cartografía que revela la violencia sistemática contra personas sexualmente diversas y celebra los logros de la comunidad en la lucha por sus derechos.
Estos son los 11.617 crímenes contra la población LGBTIQ que han ocurrido en Colombia en la última década.