Detrás del contratista de Buen Comienzo se esconde una maraña de nueve empresas cuyos dueños pertenecen a un grupo político de Bello que ha tenido relaciones con Luis Pérez y la familia del parapolítico Óscar Suárez. Los contratos suman al menos 140.000 millones de pesos.
26 de febrero de 2023
Por: Jose Guarnizo y Luis Bonza Ramírez. / Ilustración: Camila Santafé

Aunque Daniel Quintero Calle llegó a la Alcaldía de Medellín con un discurso de independencia, un examen a la contratación en su administración (2020-2023) demuestra que el poder también lo ha usado para pagar favores políticos a clanes tradicionales con recursos públicos. 

Ahí está la raíz de los delitos que la Fiscalía les imputó a Alexandra Agudelo, secretaria de Educación de Medellín; a Lina María Gil, exdirectora técnica de Buen Comienzo; así como a Henry Paulison Gómez, representante legal de la Corporación Colombia Avanza, que es la contratista del programa que ofrece atención integral a niños, niñas y sus familias en los cinco primeros años de vida.

Lo que tiene hoy a la secretaria de Educación de Medellín en casa por cárcel son precisamente los hallazgos de la Fiscalía en cuanto a la forma, presuntamente amañada, en que la Alcaldía de Quintero le entregó a Colombia Avanza la operación de Buen Comienzo. 

Según el ente acusador el municipio habría elaborado requisitos a la medida del contratista para favorecerlo y asegurar que se llevara dos contratos que suman 23 mil millones de pesos, y un convenio de 6 mil millones más. La pregunta es, ¿quiénes son los dueños de Colombia Avanza y qué razones habría tenido Quintero para adjudicarles, sin licitación y de manera directa, uno de los programas más importantes de la Alcaldía?  

Detrás de Colombia Avanza está una familia que se ha dedicado a hacer política durante varias décadas en el municipio de Bello, de la mano de clanes como el de Óscar Suárez Mira, condenado por vínculos con paramilitares, y del exgobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez. Como empresarios contratistas los dueños de Colombia Avanza se han hecho millonarios. 

Henry Paulison Gómez, representante legal de Colombia Avanza, es sobrino de la actual concejala de Bello Gloria Elena Montoya Castaño, una mujer que escaló posiciones de la mano de los Suárez Mira. Este último grupo político le hizo campaña a Luis Pérez para que llegara a la Gobernación de Antioquia en 2016. Ya en el cargo, Pérez le devolvió el favor al ‘Suarismo’ nombrando a Montoya Castaño como gerente del Programa Antioquia de Seguridad Alimentaria y Nutricional (MANÁ).

Henry Paulison, que también fue concejal de Bello en el periodo 2008-2011, vio en el mundo de las empresas contratistas una oportunidad que le ha dado multimillonarios réditos. Solo de Colombia Avanza encontramos 158 contratos con el municipio de Medellín, Gobernación de Antioquia, Área Metropolitana, Alcaldía de Envigado y Alcaldía de Bello que suman la no despreciable suma de 123.000 millones de pesos. Esto no habría sido posible sin la ayuda, principalmente, de dos gobernantes: Luis Pérez y Daniel Quintero Calle.

Colombia Avanza opera a través de varias empresas que fungen en el entramado de la contratación como proveedores. En una de las interceptaciones que la Fiscalía hizo a miembros de Colombia Avanza en medio de la investigación por las presuntas irregularidades en Buen Comienzo se escucha la voz de un hombre llamado Carlos Mario Henao Cataño. En varias llamadas esta persona menciona una lista de empresas a nombre de las cuales ellos mismos estarían facturando. Y menciona a Saver Plus S.A.S, Corporación Impulsando Mi País, Servicio de Entrega S.A.S., Corporación Arca, MH Importados, y Dulce Tentación y Servicios. La mayoría de estas firmas fueron constituídas en Bello.

En una auditoría que la Contraloría General de Medellín hizo a Buen Comienzo se lee que Colombia Avanza es una mera intermediaria en casi todos los suministros y servicios contratados. Y que estos le son entregados a Impulsando Mi País y Servicio de Entrega S.A.S., “entidades que se negaron a colaborar y entregar de manera completa la información anunciada a este órgano de control alegando no ser sujetos de control fiscal”.

En Vorágine revisamos el pasado de Colombia Avanza y encontramos que algunas de las empresas de esta lista son algo más que proveedores: muchos de sus miembros han hecho parte o han estado relacionados con la empresa de Henry Paulison.

En 2017, Henao Castaño era el representante legal de Colombia Avanza. En una de las interceptaciones de la Fiscalía él mismo se presenta como de la Corporación Arca, compañía de la que encontramos seis contratos suscritos con el Área Metropolitana de Medellín (entre 2017 y 2020) que suman más de 3.200 millones de pesos. En la junta directiva de Corporación Arca está Angela María Castro Arenas. En la hoja de vida que aportó para obtener un contrato con el Hospital Infantil Concejo de Medellín dice que trabajó en 2020 en Colombia Avanza en procesos de Buen Comienzo.

El contrato más cuantioso entre Corporación Arca y el Área Metropolitana fue suscrito el 23 de octubre de 2020 y suma 1.015 millones de pesos. Desde enero de ese año el director de la entidad es Juan David Palacios, cuota de Daniel Quintero. Fue el alcalde de Medellín quien justamente lo nominó para el cargo.

También te puede interesar:  Las cuotas políticas y los millonarios contratos en la Alcaldía de Medellín

En otra conversación, uno de los interlocutores de Henao Cataño le pregunta: “cómo es que se llama tu empresa”. Y él contesta: “MH Importados”. En esa misma llamada asegura que ellos venden los botiquines que exigen los lineamientos del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

Pero ahí no acaban las coincidencias entre la contratista de Buen Comienzo y las empresas de la lista que menciona Henao Cataño en las llamadas. En 2017, uno de los miembros de Colombia Avanza, según el Certificado de Existencia y Representación, era el señor Jorge Wilson Jiménez Sosa, quien hoy es precisamente el representante legal de Servicio de Entrega S.A.S. 

Esta compañía suscribió entre 2017 y 2019 cuatro contratos con la gobernación de Luis Pérez que suman 148 millones de pesos. La revisora fiscal de Servicio de Entrega S.A.S. (y a su vez de Impulsando Mi País) es Olga Lucía Montoya Castaño, mamá de Henry Paulison y hermana de la poderosa concejala de Bello, Gloria Elena Montoya. 

De Impulsando Mi País, por su parte, encontramos 58 contratos suscritos con la Gobernación de Antioquia y la Alcaldía de Bello por un valor cercano a los 14.350 millones de pesos entre los años 2017 y 2022. De esos contratos, 52 son con hospitales de municipios de Antioquia que contrataron a Impulsando Mi País para que ejecutara el dinero de la atención a la primera infancia que salió de convenios interadministrativos de la gobernación de Luis Pérez y cada hospital.

En cuanto a Saver Plus S.A.S., otra de las empresas de la lista mencionada por Henao Castaño, existe un contrato con el Área Metropolitana por 202 millones de pesos con plazo de un mes. Pese a que en el RUT de esta compañía aparece que su objeto son las actividades veterinarias, el contrato con el Área Metropolitana es para la participación publicitaria de la entidad en las producciones audiovisuales institucionales de series web en diez municipios de Antioquia. El representante legal de Saver Plus es José Islen Hurtado García, quien fuera candidato al concejo de Bello por Cambio Radical en 2015.

El programa Buen Comienzo fue creado en 2004 y desde entonces se había destacado a nivel nacional por ser uno de los más completos y eficaces en el manejo integral de la primera infancia. En 2019, de hecho, había roto el récord en cobertura en Medellín respecto de los años anteriores, con un 81,8% según el informe de la primera infancia de Medellín Cómo Vamos. Desde 2020, sin embargo, el programa ha enfrentado varios escándalos. 

La veeduría Todos Por Medellín ha estado al frente de varias acciones de control político a la administración de Daniel Quintero, fue esa organización la primera en denunciar las irregularidades que hoy tienen a la secretaria Agudelo en casa por cárcel. Piedad Restrepo, vocera de la iniciativa ciudadana, le dijo a Vorágine que “el caso de Colombia Avanza es solamente la punta del iceberg de la corrupción en Medellín. Encontramos un modus operandi en el que las empresas, que al parecer son proveedoras, son de papel en la práctica y finalmente son otras terceras las que terminan facturando como Colombia Avanza quiere”.

Si se suman los 259 contratos que encontramos de Colombia Avanza, Impulsando Mi País, Corporación Arca, Servicio de Entrega S.A.S., y Saver Plus, las empresas que conforman el entramado político y económico al que Quintero le entregó la contratación de Buen Comienzo, la cifra llega a los 140 mil millones de pesos. Pero pueden ser mucho más.

Artículos Recientes

Chiquita Brands Paramilitares Banacol Preescipción
Un tribunal advirtió el riesgo de prescripción del proceso penal. Directivos de Chiquita Brands y Banacol son investigados por financiación de paramilitares....
Daniel Coronell Escuela Vorágine Taller
En este nuevo taller de la #EscuelaVorágine, Coronell compartirá técnicas y secretos que lo han llevado a ser el columnista más leído del país. Sólo...
Ismael Peña le ocultó a sus electores un proceso penal que lo salpica.
VORÁGINE revela detalles de una investigación por contratación sin cumplimiento de requisitos que salpica al autoposesionado rector de la Universidad...
El desastre de Santos, Duque y Petro con los proyectos de energía en las islas del Caribe
Los tres gobiernos han financiado proyectos en Isla Fuerte, Múcura y Santa Cruz del Islote, pero las inversiones millonarias no han evitado los apagones....