La vicefiscal Martha Mancera conoció los señalamientos contra Francisco Javier Martínez, excoordinador del CTI en Buenaventura, de presuntamente favorecer narcotraficantes. VORÁGINE revela que una defensora de derechos humanos le entregó a la Fiscalía unas fotografías de hombres que ella denuncia que la perseguían. En una aparece el funcionario.
11 de febrero de 2024
Por: Nicolás Sánchez Arévalo / Ilustración: Angie Pik
Pacho Malo lideresa CTI

Francisco Javier Martínez Ardila, coordinador del CTI en Buenaventura (Valle del Cauca) y conocido como ‘Pacho Malo’, ha sido noticia por los señalamientos que recaen sobre él de presuntamente integrar redes de narcotráfico. Los hechos son de tal gravedad que han salpicado a la vicefiscal Martha Mancera, a quien se le reprocha ignorar los reportes judiciales que rindieron unos agentes encubiertos a los que ‘Pacho Malo’ les habría ofrecido servicios criminales. VORÁGINE revela una nueva acusación contra ese funcionario, una fotografía suya hace parte de un registro de seguimientos que una defensora de derechos humanos le entregó a la Fiscalía en 2019.

La historia se remonta a 2018, cuando Danelly Estupiñán se percató de que había personas que la seguían en la calle, la fotografiaban y frente a su vivienda se estacionaban vehículos por varias horas. Ella hacía parte del comité de derechos humanos del Paro Cívico de Buenaventura, una plataforma que se fundó en medio de las protestas ciudadanas de esa ciudad en 2017. Danelly era una de las líderes visibles.

“En julio de 2018 yo decido salir del país y entro a un programa de acogida temporal del Gobierno Vasco”, contó Danelly en una entrevista con VORÁGINE. Pero, a su regreso a Colombia los hostigamientos continuaron y fue en ese momento cuando decidió empezar a hacer registros fotográficos de los seguimientos.

La aparición de ‘Pacho Malo’

El 8 de enero de 2019, Danelly tomó una fotografía en la que aparecen dos hombres, uno de ellos está sonriendo. La lideresa recuerda que ese día las personas que integraban el Comité del Paro Cívico tenían una jornada de trabajo y se estaban empezando a reunir en el malecón de Buenaventura para abordar lanchas.  “En ese momento yo me percato que están esos personajes y hago la fotografía”, recordó. Eran las 6:20 pm, aproximadamente.

De manera similar Danelly registró 15 eventos, entre enero y junio de 2019, que consideraba que se trataban de acciones de persecución en su contra. Entre estos denunció que hombres tomaban registros fílmicos y fotográficos de su hija, que había civiles que las merodeaban en lugares públicos y que hubo un intento de acceder a sus cuentas de correo electrónico. Esos hechos tenían un antecedente, en 2015 la lideresa denunció amenazas en su contra. 

Su situación era tan angustiante que en medio de un viaje que hizo VORÁGINE en 2019 a la ciudad portuaria, ella le entregó todas las pruebas de los seguimientos para que tuviera una copia en caso de que le hicieran un atentado. También las puso en conocimiento de la Fiscalía desde marzo del mismo año y consultó si había procesos judiciales en su contra, le respondieron que no.

Cuatro años después, a finales de 2023, una persona la contactó y le preguntó si se había percatado de que en uno de los registros aparece ‘Pacho Malo’. Días antes, el periodista Daniel Coronell había publicado una columna en la que expuso los señalamientos que pesaban contra el coordinador del CTI en Buenaventura. Dos funcionarios de esa misma entidad, que estaban infiltrados en organizaciones criminales, aseguraron que en medio de su labor, ‘Pacho Malo’ les ofreció varios servicios criminales. Luego, la Revista Raya reveló que esos señalamientos quedaron consignados en informes judiciales. Este último medio publicó una foto del funcionario.

VORÁGINE obtuvo otra fotografía de ‘Pacho Malo’, y sería el mismo hombre que sale sonriente en la imagen del 8 de enero de 2019. Contactamos al funcionario del CTI, quien atendió una entrevista y aseguró que esos hechos fueron esclarecidos. “Eso fue una foto que se tomó en el hotel Torremar (junto al malecón) y yo todos los días almorzaba ahí. Investigaron a fondo y le preguntaron a la gente del hotel si efectivamente almorzaba ahí, entrevistaron al administrador, a los meseros y ellos dijeron que efectivamente yo iba todos los días a almorzar”, dijo. “Son cosas de casualidad que se dieron, caso fortuito (…) A través de las investigaciones descartaron (la Fiscalía) que se tratara de seguimientos y de ese tipo de situaciones”, agregó.

Pacho Malo CTI Buenaventura
Francisco Javier Martínez Ardila, conocido como ‘Pacho Malo’

Mira el episodio de CONTRACORRIENTE sobre este tema:

Una denuncia de ‘Pacho Malo’

Hay preguntas que la Fiscalía nunca le ha respondido a Danelly. El 28 de mayo de 2019, dos meses después de que le entregara a la entidad los registros de seguimientos, fue contactada por una fiscal que la citó a una audiencia de conciliación por una denuncia por injuria y calumnia que habían instaurado en su contra. La lideresa pidió más información y supo que los denunciantes eran dos agentes del CTI de Buenaventura: Francisco Javier Martínez Ardila, ‘Pacho Malo’, y Rafael Antonio Tabares Mosquera.

Esa denuncia, que fue revelada por El Espectador en 2019, tomó por sorpresa a Danelly. “Lo que deduzco es que como trabajaban ahí mismo, eran parte del CTI de la Fiscalía, ellos tuvieron acceso al expediente que yo pasé, se vieron ahí en las fotografías y decidieron denunciarme por injuria y calumnia”, dijo en entrevista con VORÁGINE.

La defensora de derechos humanos asegura que ella nunca individualizó públicamente a las personas que aparecían en las fotos. “No podía decir ‘es Fulano de Tal’ con nombre y apellido porque no los conocía, no sabía quiénes eran”, insistió. Por eso, cree que la denuncia de los agentes del CTI se fundamentó en un mal manejo de la información que ella le entregó a la Fiscalía, pero el ente investigativo nunca ha aclarado cómo los funcionarios pudieron enterarse de esa información. Danelly no fue a la audiencia de conciliación y después no ha vuelto a ser citada a diligencias relacionadas con el caso.

Aunque la entidad, en 2019, le negó a El Espectador que se hubiera roto la cadena de custodia, lo que revela la denuncia de ‘Pacho Malo’ y de Tabares es que los dos se sintieron señalados por Danelly. Preguntado por ese tema, el funcionario del CTI dijo haber olvidado con precisión los detalles de cómo se enteró que aparecía en las fotos, sin embargo, aseguró que lo supo porque la defensora de derechos humanos lo había señalado en una “reunión abierta”. 

“Alguien me dice ‘ve, como que te están mencionando a vos por unos seguimientos’, entonces yo le dije que eso había que aclararlo porque vos sabes la connotación que tiene Buenaventura, la seguridad que hay que darle a los líderes sociales y todo eso. Entonces, era una situación muy delicada y había que blindarse uno”, le explicó el funcionario a VORÁGINE en medio de la entrevista.

Lea también: Griselda: sus verdaderas víctimas

El papel de la Fiscalía de Barbosa

Francisco Barbosa conocía la situación de Danelly, incluso antes de asumir como fiscal general. Así lo comprueba una carta que le envió el gobierno Vasco el 26 de julio de 2019, cuando todavía se desempeñaba como consejero presidencial para los derechos humanos. “Durante la visita a Colombia pudimos comprobar la grave y sostenida situación de inseguridad en la que se encuentra la defensora y la alta probabilidad de que se consumen ataques en su contra”, escribió Monika Hernando Porres, directora de víctimas y derechos humanos del gobierno vasco. La funcionaria le envió una carta similar al entonces fiscal Néstor Humberto Martínez. 

Las alertas sobre la situación de seguridad, según Danelly, no han tenido el impacto esperado en los esfuerzos estatales para esclarecer los hechos. “No se le ha prestado la debida atención a mi caso por parte del fiscal general”, aseguró la lideresa. 

Si es cierto como dice ‘Pacho Malo’ que se descartó que él estuviera persiguiendo a la lideresa, ella no tiene noticia de cómo la Fiscalía llegó a esa conclusión. Danelly pudo constatar que el caso sigue activo y espera que le comuniquen pronto los resultados de la investigación. 

Otras investigaciones por amenazas contra la lideresa han terminado sin resultados. En 2021, la Fiscalía archivó las investigaciones por los mensajes de texto amenazantes que denunció Danelly. En esa ocasión, ‘Pacho Malo’ hizo parte de la investigación y rindió un informe de policía judicial en el que aseguró que no había podido contactar a la denunciante para que ampliara la información.

Danelly asegura que ella no es la única lideresa del Paro Cívico que ha denunciado seguimientos y amenazas. La defensora de derechos humanos sigue esperando respuestas sobre los hechos que la llevaron a salir del país. En entrevista con VORÁGINE el vocero de ese movimiento, sacerdote Jhon Reina, tras enterarse de los hechos expuestos en este artículo, explicó: “Todo esto tiene que ver con la estigmatización del Paro Cívico, porque como no nos han podido judicializar por las protestas, entonces, han amenazado a los líderes, se inventan cosas y les hacen seguimientos”. Por su parte, ‘Pacho Malo’ fue trasladado a Roldanillo (Valle del Cauca) y niega cualquier relación con organizaciones criminales. Además, asegura que nunca ha cruzado palabra con la virtual nueva fiscal general, Martha Mancera.

Le puede interesar: Gobernador de Santander, investigado por presunta ejecución extrajudicial

Artículos Recientes

Aunque el columnista y consultor Yohir Akerman le resta importancia a sus labores en Guidepost, las actas de la empresa dan cuenta de su posición de poder. Editorial.
Aunque el columnista y consultor Yohir Akerman le resta importancia a sus labores en Guidepost, las actas de la empresa dan cuenta de su posición de poder....
El senador Carlos Abraham Jiménez es hoy indagado por la Corte Suprema en una investigación de la red de corrupción de Las Marionetas del exsenador Mario Castaño.
El senador Carlos Abraham Jiménez es hoy indagado por la Corte Suprema en una investigación sobre la red de Las Marionetas del exsenador Mario Castaño....
En el mes del orgullo, el gobierno del Perú expidió un decreto en el que incluye al “transexualismo” entre las enfermedades mentales y el Congreso de Colombia hundió, por segunda vez consecutiva, un proyecto de ley que buscaba prohibir las terapias de conversión sexual para la comunidad LGBTIQ+. Se trata de una nueva manifestación de una tendencia internacional que muestra el deterioro de los derechos LGBTIQ+.
En el mes del orgullo, en Perú se clasificó al “transexualismo” de enfermedad mental y en Colombia se hundió el proyecto que prohibía las terapias...
11.617 Crímenes contra la Población LGBTIQ en Colombia en la Última Década'. Una cartografía que revela la violencia sistemática contra personas sexualmente diversas y celebra los logros de la comunidad en la lucha por sus derechos.
Estos son los 11.617 crímenes contra la población LGBTIQ que han ocurrido en Colombia en la última década.