En Medellín hay redes que ofertan supuestos paquetes turísticos que esconden casos de explotación sexual infantil. Federico Gutiérrez anunció medidas tarde.
8 de abril de 2024
Por: Andrés Felipe Carmona / Ilustración: Camila Santafé
que incluye catálogos con fotos de niños y niñas y servicios privados de transporte para mover a extranjeros con las víctimas. Autoridades tomaron medidas tarde.

En Medellín, a la vista de autoridades y transeúntes, niños y niñas están siendo explotados sexualmente sin que nada pase de fondo. El estadounidense Timothy Alan Livingston, quien el pasado 28 de marzo ingresó con dos niñas de 12 y 13 años al apartahotel Gotham City, en vez de ser capturado fue conducido a un centro transitorio de casos de contravención y convivencia donde estuvo doce horas. A la cadena de errores se suma que en la ciudad hay poderosas redes criminales que operan, principalmente, desde Prado Centro, y tienen conexiones en Manrique Oriental y Popular con complicidad de personas de alto nivel.

Gotham City, que anunció su cierre definitivo, está registrado en Cámara de Comercio de Medellín bajo el nombre de Gotham Primavera S.A.S., cuyos representantes son Bradley Hinkelman, ciudadano canadiense, y Juan Pablo Montoya Kallewaard, ciudadano colombiano. Otra de las empresas que tiene el extranjero es Propiedad Raíz Casacol S.A.S.

Hinkelman figura como representante legal en 47 registros nacionales de turismo (RNT) de viviendas o apartamentos turísticos en Medellín en 2024, esto en las empresas o los proyectos inmobiliarios Blux Apartamentos Amoblados, Energy Living Apartamentos Amoblados, Propiedad Raíz Casacol S.A.S. y Ayamonte Apartamentos Amoblados. Todo representa una capacidad de hospedaje en 677 habitaciones y 133 camas. De igual forma Casacol S.A.S. aparece como representante legal este año de 36 registros de este tipo de apartahoteles, viviendas o apartamentos turísticos en Medellín.

Las denuncias que no fueron escuchadas

Sebastián Mujica, consejero distrital de juventudes en Medellín, cuenta que desde hace un año, al menos, él venía alertando sobre explotación sexual infantil por parte de extranjeros en la misma zona donde ocurrieron los hechos en los que estuvo involucrado Timothy Alan Livingston, sobre quien pesa una orden de captura. El hombre estaría en Ohio, Estados Unidos, según dio a conocer el general William Salamanca en La W Radio. Mujica radicó una queja el 23 de septiembre de 2023 ante la Fiscalía, la Policía de Infancia y Adolescencia, Personería y Defensoría.

Lea también: El nexo del dueño del hotel sancionado en Medellín con otro presunto abusador

“Yo desde el año pasado y antepasado vengo haciendo alertas ante autoridades y no han sido atendidas. Es sobre redes de explotación sexual en Manrique. Las niñas y niños están siendo sacadas de las comunas bajo la idea de ganar plata, pero primero son arrastradas al consumo y luego a la explotación sexual y la violencia sexual. Yo alerté de los casos de dos niñas de 13 años, una de 15 años y un niño de la misma edad que estaba en una transición a niña trans”, cuenta el líder de la capital antioqueña.

Mujica, que a diario hace trabajo en distintas comunas de la ciudad, cuenta que uno de esos casos era el de una menor de 13 años que fue encontrada bajo el efecto de sustancias psicoactivas en un hotel de Prado Centro. Su rescate por parte de Policía de Infancia y Adolescencia se dio tras la llamada a la “línea 123 social” que atiende casos de este tipo y otros. En ese mismo lugar, cuenta, estaban los otros menores de edad bajo las mismas circunstancias. ¿Qué hay detrás de esto?

Le puede interesar: Ana Gabriel en Montería: un organizador señalado de ser del Clan del Golfo

Lo que cuenta Mujica es de la mayor gravedad: durante al menos dos o tres meses los delincuentes que explotan sexualmente a las niñas y niños, en algunos casos, les dan vivienda, alimentación y una manutención para que se evadan de sus casas. Como preámbulo a ser inducidos a la explotación sexual son llevados primero al consumo de drogas, como la marihuana y el 2CB (mal llamada cocaína rosada). Las comunicaciones entre los menores de edad y las redes se dan por Facebook y Messenger.

“Quienes están reclutando prefieren a niños y niñas que tengan menos de 14 años. La vulneración no solo es en los hogares, también en las instituciones educativas de Medellín porque son los mismos menores de edad quienes están siendo usados por las redes para atrapar más amigos dentro de las aulas”, cuenta Mujica, quien dice que la ruta de atención por violencia sexual en la ciudad está inactiva en este momento porque está a cargo de la Secretaría de la No Violencia que está en estructuración administrativa todavía, “antes estaba a cargo de Inclusión”.  

Como contexto hay que indicar que en Colombia hay, por lo menos, cuatro delitos que castigan con cárcel la Explotación Sexual Comercial de Niños, Niñas y Adolescentes (ESCNNA), estos son los incluidos en los artículos 213A, 217, 217A y 218.

Lo más grave de todo, denuncia Mujica, es que el personal de Policía de Infancia y Adolescencia no da abasto porque de cinco móviles que tienen para atender los casos de Medellín y el Valle de Aburrá, solo estarían operando dos nada más. Para  Provenza, según conocimos, antes de los hechos solo estaban asignados dos policías. “Son cuatro policías por turno operando 24 horas”, cuenta Mujica al decir que esto evidencia que no hay controles suficientes para verificar que los establecimientos de comercio de hospedaje están evitando el ingreso de niños a los lugares.

Lea también: Pareja y aliado político de congresista, señalado de negocios con el Clan del Golfo

En un sentido similar habla Claudia Carrasquilla, concejal de Medellín y exfiscal contra crimen organizado, quien dice que el caso del fin de semana pasado en Gotham City fue atendido por policías del servicio comunitario tradicional que no llamaron o advirtieron a Infancia y Adolescencia sino que “de forma negligente o corrupta” no capturaron al extranjero aún cuando en la habitación estaba con dos niñas. Tampoco, según se pudo establecer, los uniformados alertaron del caso a Migración Colombia.

“Ellos saben, previamente, cuáles aplicaciones utilizar y qué supuestos operadores turísticos contactar para que les recomienden hostales u hospedajes por días y que puedan ser permisivos con los controles. En un primer momento el estadounidense intenta entrar con un niño y el administrador no lo deja, pero luego alguien de ahí mismo tuvo que haberse prestado para permitirle el ingreso de las dos niñas”, expresa Carrasquilla al indicar que en la zona del Parque Lleras funcionan seis establecimientos de comercio dedicados a la explotación sexual y que son, supuestamente, de tres organizaciones que ella menciona con nombre propio: La Terraza, La Raya y el Tren de Aragua, pese a que autoridades no reconocen que este último grupo esté haciendo presencia en la capital paisa.

Así se organizan las redes de explotación sexual de menores de edad

Sebastián y dos otras fuentes consultadas para este reportaje, que no se conocen entre sí, le contaron a VORÁGINE que la delincuencia detrás de la explotación sexual infantil está conformada por personas colombianas, con experiencia amplia en el mundo criminal de Medellín, y también venezolanos que estarían usando como “anzuelo” a menores de edad para que se muevan por las comunas y colegios buscando reclutar más niños. 

Contactan a los menores de edad a través de perfiles de Facebook y por ahí empiezan las conversiones a través de mensajes de Messenger. Ya no es el WhatsApp el que necesariamente utilizan para coordinar todo. Hay varios incentivos que les dan a los niños para que recluten a más menores de edad, como lo son vivienda, comida y drogas gratis por al menos dos meses primeros. Los tienen en hospedajes o algunos apartahoteles en el sector de Prado Centro y alrededores. A los niños les ‘disfrazan’ de trabajo la explotación sexual con pagos que inician en 500 mil pesos, en la mayoría de casos.

También le puede interesar: Exámenes exprés y una homologación amañada: el expediente contra Julián Bedoya

Sebastián Mujica, y otra persona que se mueve en los sectores de Manrique, Popular, Zamora, Moravia, Las Violetas, San Bernardo y Rincón, cuentan que las redes mantienen contactos en todos los niveles dentro de la legalidad, estos son administradores o empleados de hospedajes y conductores que prestan el servicio de transporte privado. 

“En un primer momento los mismos dueños de los hoteles y algunos empleados, porque no son todos, tienen los contactos y se los facilitan a los extranjeros para ganarse una comisión. Ya los extranjeros siguen el contacto con las redes para entregar detalles de su viaje, como por ejemplo las fechas o si viajan solos o acompañados, entre otras cosas más”, dice Sebastián. Agrega que los mismos delincuentes les entregan a las niñas y niños unas identidades falsas para tratar de evadir los controles, como pasó en el caso reciente que involucra al estadounidense Timothy Alan Livingston.

Para Tyler Schwab, un estadounidense radicado en Medellín que es representante de la ONG Libertas International y que lucha contra la explotación sexual infantil, no necesariamente hay una organización detrás o algún contacto previo de los extranjeros con personas colombianas, algunos pedófilos actúan de forma autónoma por Facebook. Dice que del caso de Timothy Livingston se sabe que al parecer estaba quedándose en el mismo hospedaje de los hechos y que llevaba en Colombia unos diez o doce días, además de ser su segunda vez en el país, al parecer ya había estado entre enero y febrero de 2024.

Puede leer también: Exviceministro que estructuró proyecto de Centros Poblados asesora a nuevo operador de 5G

“Es la primera vez que escucho de Timothy Livingston, fue un nombre totalmente nuevo, pero sí es el cuarto extranjero que es mencionado en este delito tan solo en este año  en Medellín. Están ‘pescando’ en redes sociales a niñas vulnerables, principalmente, aunque también haya todavía trata de personas y explotación sexual en Parque Lleras y El Poblado”, cuenta Schawab, quien trabaja de la mano con las autoridades en Medellín desde hace seis años y ha logrado rescatar a 87 niños, niñas y adolescentes en condiciones de explotación sexual comercial.

Aunque no da nombres precisos de extranjeros que en este momento están siendo investigados, principalmente ciudadanos norteamericanos o ‘colomboestadounidenses’, sí dice que ya son 20 personas las que persigue la Policía, la Fiscalía y autoridades de Estados Unidos en la capital antioqueña por hechos de explotación sexual infantil. 

Los extranjeros buscan perfiles en Facebook porque la mayoría de personas tienen esta red social, tan solo a hoy en Colombia hay 42 millones de usuarios, según el portal Statista.com. Los explotadores sexuales toman contacto y escriben muchos mensajes hasta que respondan al contacto. Allí empieza todo. Incluso, los extranjeros antes de viajar ya están en contacto con otros extranjeros que les indican qué hoteles visitar y con quién hablar para el hospedaje seguro.

“No sé detalles del caso como tal, pero no me parecería raro que Timothy Livingston haya quizás contacto a las niñas por redes sociales, porque especialmente en el último año hemos conocido de cuatro extranjeros que actuaban así, como por ejemplo Dominick Divencenzo capturado en febrero pasado. Él estaba en Facebook 24/7 buscando sus próximas víctimas. A cada una le enviaba muchos  mensajes, podrían ser 100, hasta que contestara alguna, de acuerdo a la vulnerabilidad de cada una. Todo mundo tiene Facebook, aunque también hay casos de Snapchat o Tinder, pero la mayoría son por esa red social”, relata el estadounidense.

Precisamente sobre Dominick Divencenzo VORÁGINE publicó este domingo una investigación que lo conecta con el canadiense Bradley Hinkelman, quien es dueño de la empresa detrás del hotel Gotham donde Timothy Alan Livingston fue sorprendido el pasado 28 de marzo con dos niñas en una habitación, donde las autoridades encontraron rastros de drogas como 2CB (polvo blanco de color rosado) y marihuana.

Tyler Schwab cuenta que otras formas dentro la explotación sexual que se mueve en Medellín son los contactos previos a su llegada a Colombia que algunos extranjeros hacen con proxenetas, que pueden ser mujeres pero también hombres y que no necesariamente se están involucrando de forma directa en los casos. Hace un mes, más o menos, alias El Químico fue capturado en Bello, Antioquia, señalado de abusar y explotar sexualmente a seis menores de edad en un apartamento que rentaba por días en ese municipio, donde las sometía a todo tipo de vejámenes bajo el consumo de drogas. 

“Después de esa captura supimos, por vecinos, que ellos llevaban varias semanas reportándole al dueño del apartamento, que lo rentaba por días, que allí estaban siendo llevadas niñas a fiestas, y este nada había hecho. Entonces, los tiempos en los que decían que los dueños de las propiedades no pueden saber nada se acabaron porque también son responsables de lo que pasa. Estos alquileres por días deben tener consecuencias también, son igualmente responsables”, relata Tyler Schwab.

Lea también: Un audio compromete al alcalde de Medellín con apoyos a David Luna

Fue claro en recordar que tanto los menores de 14 años como los que están entre esa edad y los 17 años son igual de vulnerables a ser víctimas de explotación sexual bajo la ley colombiana. Cualquier abuso en su contra es delito ante la ley colombiana. “Muchos gringos llegan con la creencia de que aquí en Colombia pueden sostener encuentros con niñas de 14 años y que nada pasa, se equivocan porque la ley es clara en castigar en Colombia, y en Estados Unidos también. Que quede claro: es un delito y son responsables”, agrega. 

Para Juanita Cobollos, líder gremial en Provenza, no hay responsabilidad del gremio en todo esto. Ante los hechos de hace una semana, dijo: “la culpa ni siquiera es del hotel sino del extranjero y del que permitió que esta persona ingresara por segunda vez al lugar luego de habérselo impedido una primera pero sin avisar a las autoridades en ningún caso. No es Vía Primavera, el sector, ni las directivas del hotel, para mí los responsables son los que permiten estos abusos y se quedan calladitos de la boca”.

Extranjeros pagan $7 millones por explotación sexual en Medellín

Otra fuente, que trabaja en distintas comunas de Medellín, en llamada telefónica por WhatsApp pide que no se le identifique por posibles represalias en su contra. Entrega detalles de otras formas de explotación sexual en esa ciudad y que principalmente se ofertan a través de supuestos paquetes turísticos legales que ofrecen personas y que detrás de planes de rumba de cinco noches se esconden días de explotación sexual con menores de edad. Hay catálogos con precios y fotos de niñas, denuncia.

“En estos casos los extranjeros, principalmente norteamericanos, compran paquetes con las indicaciones de que quieren relaciones sexuales no con mayores de edad, lo que implícitamente es entendido que son menores de edad, principalmente con edades entre 12 y 14 años. Esos paquetes valen $7 millones e incluye el consumo de 2CB con la entrega de tres bolsones que contienen entre 10 y 11 gramos de esa sustancia y de 8 a 12 cigarrillos de marihuana que llaman aquí “exótica” porque es de cultivos caseros hidropónicos”, cuenta la fuente que accedió a hablar con VORÁGINE.

Lea también: La sombra de una coima que pesa sobre Ramón Jesurún

El paquete incluye también recorridos por sitios turísticos reconocidos de la ciudad, pero también otros planes oscuros que implican recorridos por expendios de droga en Manrique, La 45, Barrio Antioquia y San Bernardo. “Algunos podrán comprar, pero más que todo lo hacen es por simple curiosidad extranjera. Cada menor de edad puede ser explotado sexualmente con fines comerciales con 1,5 millones o 2 millones de pesos de ese total pagado por los extranjeros a esas personas que hacen las veces de agencias”, relata el hombre. 

Los menores de edad, cuenta, en su gran mayoría para el momento de ser explotados sexualmente con extranjeros ya dejaron sus hogares y conviven con amigos en casas de inquilinato o están solos en habitaciones del centro de Medellín pagando una renta diaria. A los niños, cuando los explotadores les dan manutención diaria, les pueden entregar unos 250 mil pesos diarios.

“Hay otras personas que se vinculan de manera indirecta y son aquellas que pueden tener tres o cinco vehículos y prestan el servicio de transporte a todo lado a esos extranjeros. Es que esas redes tienen vínculos en todo nivel y se mezclan colombianos con venezolanos para ofertar estos servicios ilegales. No es tan fácil hacer una relación directa de las bandas de la ciudad como La Terraza y otras con esta explotación sexual infantil, que pueda que algunas sí cobren por permitir esta explotación sexual infantil, con pedidos a las redes de dinero de 2 y 3 millones, pero que tengan un control total del negocio, no. El que lo haga sin permiso se arriesga a pagarle a la banda una multa que puede ir de los 5 a 10 millones de pesos”, cuenta el líder barrial al agregar que  algunos de los administradores de los hospedajes son los principales enlaces en este mundo criminal.

A pesar de los llamamientos a la acción y las promesas de las autoridades de Medellín para frenar este flagelo, la impunidad sigue reinando, otorgando así a los explotadores un escenario de acción muy amplio. Las sombras de la corrupción y la inacción gubernamental alimentan este ciclo vicioso, perpetuando el sufrimiento y la indignación de muchas familias en la capital antioqueña. Cifras de la Policía Nacional evidencian que en lo corrido de este año 100 personas han sido capturadas y 48 menores de edad aprehendidos por explotación sexual infantil en el país. 

Alguna de las recomendaciones que hacen las autoridades a los padres de familia, y demás personas, es que se le preste atención al uso de las redes sociales y la interacción que los niños y niñas tengan con estas. Además de promover espacios para hablar de educación sexual para aclarar dudas y establecer un clima de confianza. Ante una denuncia de alguna vulneración que le cuente su menor de edad, actúe inmediatamente llamando a las líneas 123 de la Policía, 122 de la Fiscalía o 141 del ICBF. También puede ingresar al sitio web www.caivirtual.policia.gov.co.

Si nos quiere compartir más información sobre este u otros temas por favor escriba al correo electrónico afcarmona@voragine.co

Artículos Recientes

Chiquita Brands Paramilitares Banacol Preescipción
Un tribunal advirtió el riesgo de prescripción del proceso penal. Directivos de Chiquita Brands y Banacol son investigados por financiación de paramilitares....
Daniel Coronell Escuela Vorágine Taller
En este nuevo taller de la #EscuelaVorágine, Coronell compartirá técnicas y secretos que lo han llevado a ser el columnista más leído del país. Sólo...
Ismael Peña le ocultó a sus electores un proceso penal que lo salpica.
VORÁGINE revela detalles de una investigación por contratación sin cumplimiento de requisitos que salpica al autoposesionado rector de la Universidad...
El desastre de Santos, Duque y Petro con los proyectos de energía en las islas del Caribe
Los tres gobiernos han financiado proyectos en Isla Fuerte, Múcura y Santa Cruz del Islote, pero las inversiones millonarias no han evitado los apagones....